GERMÁN VALLE HEREDIA

Arch & Media

Etiqueta: Star Wars

aLa base de Scarif en Rogue One, donde se guardan todos los planos del Imperio

‘Rogue One’, el día que ‘Star Wars’ se cruzó con Bernini

Es interesante analizar la relación que a través del tiempo han establecido algunos arquitectos con el poder vigente en su época, y cómo sus obras se han visto ceñidas a la voluntad de sus promotores. Con Rogue One: Una Historia de Star Wars, se nos cuenta una aventura centrada en la figura del ingeniero de la conocida Estrella de la Muerte, y como en esos casos históricos reales, es interesante hablar de la relación del mismo con el promotor para el que trabaja.

A Galen Erso su relación con el Imperio le coloca en una situación terrible: es el máximo responsable de crear una “superarma” capaz de destruir planetas enteros, pero a la vez es el mayor detractor de su proyecto, hasta el extremo de dejar preparado un punto débil secreto para el Imperio y que sólo podrá detectarse en los planos que él ha creado.  Star Wars da un giro y aboga por la figura de este ingeniero y los planos de su obra como eje central de una historia.

(Sigue leyendo en el blog del FICARQ…)

aPrimera Orden Arquitectura Portada Archmedia

‘Star Wars’, La Primera Orden y la reconstrucción del Imperio

Si este fin de semana ya habéis visto El Despertar de la Fuerza podéis leer sin peligro este artículo, pero si no lo habéis hecho (no perdáis la oportunidad de disfrutarla en el cine) leed por vuestra cuenta y riesgo las maquinaciones de la Primera Orden.

Es sabido que las influencias de Lucas para crear el Imperio Galáctico beben, de entre otras fuentes, directamente del nazismo. Pero con El Despertar de la Fuerza, J.J.Abrams nos trae un paralelismo que va más allá de los uniformes, el nombre de los stormtroopers o el ascenso al poder desde las sombras del emperador Palpatine.

Si bien la Primera Orden no es el Imperio como tal, tiene un fuerte reflejo en el mismo y es su sucesor espiritual. En palabras del director, la idea surgió de imaginar que los nazis que habían escapado a Argentina tras la guerra se reunían para intentar llevar a cabo lo que antaño no pudiera su anterior organización.

Primera Orden Nazismo Interior Archmedia

No obstante, a pesar de las varias referencias que podemos encontrar, en la trilogía clásica de Star Wars el Imperio siempre se nos muestra en el interior de naves o bases, nunca en el exterior, y no hemos tenido constancia de sus edificios más allá del búnker en Endor. Pero la Primera Orden no es el Imperio, es una entidad surgida de sus restos, y algo que la distancia del mismo y que la asienta como un nuevo enemigo es su relación con la arquitectura y la construcción.

En una de las escenas más impactantes de El Despertar de la Fuerza, el general Hux ha reunido una gran multitud de soldados y otros rangos del ejército ante una construcción monumental decorada con grandes estandartes con el símbolo de la Primera Orden sobre rojo. Ante este espacio recurrimos a la memoria arquitectónica de nuestro mundo para enlazar directamente ese vasto terreno lleno de sirvientes leales que idolatran a su líder, situado por encima de ellos, con el Campo Zeppelin y su tribuna en Núremberg.

Primera Orden Nazismo Arquitectura Campo Zeppelin Archmedia

Campo Zeppelin, Núremberg

Y es que el totalitarismo, como comentábamos con Sinsajo, siempre ha sido partidario de resaltar su supuesta gloria con espacios monumentales y recuerdos de otras épocas de esplendor ajeno. Así pues, la Primera Orden nos ofrece la visión de su poder directamente reflejada con un espacio ligado a los nazis y a su propaganda, reforzada por el simbolismo y el poder que el rojo tiene en la imagen, tan contrastado con los uniformes blancos y el terreno nevado; terreno que además es la superficie de un planeta del que se han adueñado no edificando sobre él, sino poseyéndolo desde las entrañas gracias a su arquitectura. La Primera Orden no ha construido una Estrella de la Muerte vitaminada, no nos engañemos por su aspecto. Es cierto, ambas estaciones son esferas con un círculo que arroja energía suficiente para destruir planetas, pero la Base Starkiller es un planeta en sí, la Primera Orden ha adquirido la capacidad constructora de horadar un mundo y edificar su base y superarma en su interior.

Si la idea de una construcción subterránea capaz de destruir medio planeta para aprovecharse de él no es suficientemente abrumadora, la base Starkiller hace un uso desmedido e inhumano de la energía solar, si bien en nuestro mundo este recurso se aprovecha poco (y nuestro terco gobierno sigue sin invertir en ella), el arma tiene el poder de absorber soles para destruir sistemas planetarios enteros; han puesto en un mismo planeta la ingeniería al servicio de la locura, y la arquitectura del exterior de la base como afianzadora del poder de este orden que intentan imponer.

A fin de cuentas, lo que intentaba el nazismo con sus construcciones era esto mismo, consolidar con la construcción sus ansias de poder y el respeto por la nueva nación que intentaban crear, y al igual que en la tribuna de Campo Zeppelin en la noche multitud de pilares intangibles de luz cimentaban su visión del mundo, estos elementos se convierten para la Primera Orden en un único haz de luz roja que representa la propagación del terror por la Galaxia.

Primera Orden Nazismo Arquitectura Campo Zeppelin Noche Archmedia.jpg

Pilares de luz

El conflicto Jedi-Sith que tenía mucha más importancia en las anteriores películas, adquiere en esta nueva tanda otra dimensión, como atestiguan las palabras de Maz Kanata, hablamos de “La única lucha que importa”: La luz contra la Oscuridad ha pasado a otro nivel. Con los Jedi ya destruidos La Primera Orden es una amenaza social no sólo de palabra sino visualmente. Aunque sabíamos que el Imperio atentaba contra la libertad y una acción rebelde se hacía necesaria, el tema quedaba ahí; es con la Primera Orden cuando gracias a la construcción de su ideario vemos a lo que aspiran y de lo que son capaces, y el resultado, gracias a los reflejos con nuestra historia, logra que se nos encoja el corazón por unos momentos.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén