GERMÁN VALLE HEREDIA

Arch & Media

Mes: julio 2016

aLos villanos a la luz del día en Daredevil

‘Daredevil’, urbanismo de luces y sombras

El barrio de Hell’s Kitchen de Nueva York sirve como telón de fondo de la acción de las dos series Marvel que Netflix tiene en su catálogo: Tanto en Daredevil (2015) como en Jessica Jones (2015), el entorno urbano tiene un peso importante en el desarrollo de la historia, y deja de ser un mero escenario para formar parte de la definición de los personajes.

Con Daredevil, el caso que nos atañe, ya los créditos iniciales denotan un cariño por la arquitectura, las esculturas y el entorno urbano. Estamos pues, ante una serie que nos muestra sus cartas en cada inicio de capítulo, regalándonos los temas sobre los que gira la primera temporada: justicia y urbanismo.

(Sigue leyendo en el blog del FICARQ…)

aPokemon Go_Portada ArchMedia

La ciudad en tus manos con Pokémon Go

“todos los ambientes construidos -edificios, asentamientos y paisajes – constituyen una manera de organizar el mundo haciendo visibles los sistemas de ordenación. El paso esencial, pues, es la ordenación u organización del entorno”

Amos Rapaport

No creo que haga falta entrar en introducciones de lo que tenemos entre manos hoy en el blog;  y es que el fenómeno de móviles Pokémon Go ya habla por sí solo. No obstante, este fin de semana lo he estado probando tras su lanzamiento oficial en nuestro país y me ha sorprendido su capacidad de dar una nueva dimensión al urbanismo y nuestros entornos.

Durante mucho tiempo los videojuegos han sido denostados por impedir que los chavales salgan a la calle a jugar “como antes” pero con la llegada de Ingress (el anterior juego de Niantic, desarrolladora de Pokémon Go) eso comenzaba a cambiar para quienes lo probaron y aún juegan; y ahora, con el impulso de la franquicia Pokémon y el éxito que está trayendo consigo el juego, los derroteros que se presentan abren muchas posibilidades para la unión del juego virtual y la interacción con el mundo real.

Capturas de pantalla de Pokémon Go

Capturas de pantalla de Pokémon Go

Ambos juegos nos obligan a salir a la calle y a explorar nuestras ciudades a la vez en la realidad y en la pantalla de nuestros teléfonos, con el plano de las mismas como nexo de unión entre los dos mundos. No sólo hablamos de propuestas interesantes en lo jugable sino que, además, nos permiten interiorizar mejor las formas de las calles y plazas que nos rodean, entendiendo mejor la configuración del urbanismo.

Ya en la primera intentona por parte de Niantic de llevar un juego virtual al mundo real se dejaba entrever este interés por convertir nuestras ciudades y entornos en parte del juego, dando importancia a puntos reales que debían conquistarse. También con Pokémon Go, como ya sabréis, hay diferentes puntos clave en nuestro andar por la ciudad, que se dividen en gimnasios y poképaradas. La implicación que podemos tener en crear y visitar estos espacios es mayor de lo que parece a simple vista, porque se ha proporcionado un formulario que permite solicitar la creación de nuevos de estos lugares emblemáticos.

Ingress, la anterior propuesta de Niantic, ya daba una nueva dimensión a edificios simbólicos

Ingress, la anterior propuesta de Niantic, ya daba una nueva dimensión a edificios simbólicos

Este es uno de los temas que me ha sorprendido al jugar, ya que hay muchos elementos y espacios que no tienen la mayor importancia en la realidad pero que se han convertido en sitios especiales para el juego: en mi caso, el “caballito de mar verde” de los columpios de al lado de casa, o una sencilla fuente, se han convertido en  visitas obligatorias. Y por el centro de Valencia, cualquier elemento es susceptible de conseguir una nueva dimensión: un graffiti, la puerta pintada de un comercio, la escultura de un ancla en un parque…elementos que en el día a día quizá no decían nada o se habían vuelto un decorado que pasaba desapercibido por estar acostumbrados a ellos, ahora con el juego de Niantic se han convertido en hitos y espacios que vale la pena visitar.

La poképarada que tengo más cerca de casa, un elemento de urbanismo que tiene un nuevo significado

La poképarada que tengo más cerca de casa, un elemento de urbanismo que tiene un nuevo significado

Esta capacidad que nos brindan Pokémon Go e Ingress nos permite decidir cómo modificar nuestro entorno, haciéndonos más participativos con el urbanismo, tanto virtual como real, y nos lleva a plantear cuestiones de mayor importancia: Con la facilidad que nos aporta la tecnología para formar parte de los cambios que suceden en estos entornos virtuales, ¿no es posible que entre todos decidamos cómo son los espacios que nos rodean? Si con un juego que está llegando a tanta gente se nos da el poder para cambiar los entornos, ¿no podremos encontrar la forma de llevarlo a la realidad, de buscar la participación ciudadana para decidir en qué entornos queremos vivir?

Parece que estamos a las puertas de cambios, porque Pokémon Go, debido a la importancia mediática que está teniendo, asienta unas buenas bases para la aceptación de la realidad aumentada y de una nueva forma de entender el mundo, unificando su vertiente virtual con la real, en un posible beneficio para todos.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén