Skylines y edificios de Buenos Aires abren la secuencia inicial de Medianeras, una película de 2011 (y anteriormente, un cortometraje de 2005) dirigida y escrita por Gustavo Taretto, que inicia su andadura con imágenes de arquitectura y dos monólogos para la reflexión, protagonizados por sendos protagonistas que nos acompañarán durante toda la cinta.

Según Martin, un ciudadano que se ha refugiado en el mundo digital para alejarse de sus fobias, las ciudades crecen sin límite gracias a edificios muy distintos y sin criterio. Comparando esta relación del urbanismo –en el que encontramos edificios cercanos unos a otros sin importar su aspecto– con las personas –que  a pesar de nuestras diferencias convivimos en sociedad–, tiende un puente entre la planificación urbana y la planificación de nuestras vidas. No obstante, acompaña su reflexión con una queja sobre ese urbanismo que relaciona con la forma de nuestras vidas, que construimos sin planteamiento, y que muchas veces nos llevan a problemas personales y caminos sin salida.

(Sigue leyendo en el blog del FICARQ…)